Instituto Musical Diego Echavarría. Informe sobre la visita a Reggio Emilia, mayo 6 al 10 de 2019

By agosto 16, 2019Noticias

EL VALOR DE LA DOCUMENTACION PEDAGÓGICA Y LA “PROGETTAZIONE”

La experiencia que vivimos en el grupo de estudio programado durante la semana del 6 al 10 de mayo del 2019, nos produjo un gran impacto sensitivo, emotivo cognitivo y cultural. Fueron cinco días activando nuestros sentidos y confirmando la decisión institucional de diálogo e inspiración con la filosofía de Reggio Emilia.

Inicialmente Claudia Giudici, presidenta de Reggio Children, en su saludo de bienvenida resaltó la importancia del encuentro internacional, para intercambiar ideas y construir reflexiones basadas en la experiencia sobre el sistema educativo en las escuelas, recordando que la pedagogía no es neutral sino una decisión de orden político, cultural y contextual ubicada en un ambiente y momento histórico. Subrayó la educación como derecho y oportunidad de crecimiento, recurso para aprender a convivir y terreno de encuentro donde existe libertad, democracia y responsabilidad.

El discurso de la señora Claudia Giudici fue la antesala para la construcción de sentido sobre el proyecto Educativo de las Escuelas y Nidos de la Infancia de la Municipalidad de Reggio Emilia, enriquecido   por la presencia de algunos de sus pedagogistas y atelieristas como Daniela Lanzi, Lucia Colla, Analissa Rabotti, Franchesca Manfredi, Isabella Meninno, Alberto Bertolotti, Maddalena Tedeschi y Simona Spaggiari, entre otros. Cada uno de ellos, nos compartió su experiencia, reflexión y conocimiento construido desde la creación de la primera escuela en 1963.

Uno a uno reafirmaron la imagen de niño como una persona unitaria en cuerpo y mente, ciudadano, investigador, libre, feliz y portador de 100 lenguajes para expresar la belleza y riqueza de su interioridad y las exploraciones del mundo que lo rodea. Un sujeto valorado, escuchado, de relación, que aprende con los demás y juntos emprenden un camino de exploración, descubrimiento, curiosidad y creatividad.

El maestro: sujeto activo que aprovecha cada vivencia (desarrollo integral), encargado de registrar los procesos y magnificarlos desde las preguntas abiertas y diálogos que genera para que el ambiente sea completamente relacional.

La documentación que se convierte en la piel de las experiencias que se desarrollan en los nidos y escuelas, posibilita observar, disfrutar e interpretar también la participación que tienen los padres de familia en los procesos que construyen sus hijos. En fin, los padres, las maestras, atelieristas y pedagogistas, son los generadores de una sensibilización cultural y política para originar los derechos de los niños y contextos de calidad para la primera infancia. Ellos están en las condiciones de intervenir con sentido porque hay algo que se mantiene y es la motivación y conexión con los principios de la filosofía Reggio Emilia, lo que refleja coherencia entre la teoría, discurso y práctica. Coherencia validada en las visitas que hicimos a varios nidos y escuelas que testimonian en sus dinámicas, paredes y organización los principios de Reggio Emilia; cobró sentido el atelier, no como un lugar físico, sino como una manera de entender el conocimiento, como un concepto multidisciplinar y difundido en toda la escuela. En él se respira, interactúa, explora, descubre e investiga. Constatamos, además, que ambientes, bellos, cuidados, inteligentes, acogedores que permiten la interacción, interpretación, escucha y transformación, se constituyen en el tercer educador. Vimos la metáfora de los cien lenguajes presente en cada uno de sus rincones, visibilizando el aprecio y respeto por los niños.

Con este relato de la experiencia que vivimos quisiéramos contagiarlos e inspirarlos entorno a la Filosofía de Reggio Emilia, aplicada donde se gestó y que ahora es compartida para los niños, maestros, directivos de instituciones educativas y padres de familia de todo el mundo, que permanentemente están interesados y conectados con la cultura de la infancia.

Equipo: Natalia Montes Giraldo, Luz Marina Garzón Atehortúa, Alexandra Peñaranda López y María Adelaida Escobar Ochoa.